viernes, 11 de octubre de 2013

FIESTA BRAVA

(Dibujo en tinta: Pablo Picasso)


En las corridas de toros, la faena no concluye en la suerte suprema (el sacrificio del toro); en las mejores faenas, lo mismo que el torero -casi siempre- el toro también se va -como casi nunca- igual como llegó: sostenido por sus cuatro patas. Más todavía.

Aquí una muestra:


Y otra mas reciente:


No hay comentarios:

Publicar un comentario